temas de botánica

viernes, 15 de julio de 2011

las plantas en verano

Jardinería
Consejos para cuidar de tus plantas en verano

Respecto al riego:

1
Calcula la frecuencia según la temperatura y sequedad del ambiente y en el caso de las macetas, también su tamaño, las más pequeñas requerirán un riego diario.
2 Para evitar quemaduras en las hojas y ayudar a que la tierra conserve más tiempo la humedad, riega a primera hora de la mañana o mejor al atardecer, pero nunca en las horas centrales del día.
3 Los riegos espaciados y profundos son más recomendables que los frecuentes y superficiales, porque permiten que las raíces se desarrollen en profundidad buscando la humedad de las capas profundas y acostumbran a las plantas a soportar un cierto grado de sequía que las hace más resistentes.
4 Evita regar con agua calcárea. Si el agua de tu ciudad contiene cal, échale un chorro de vinagre o déjala reposar durante la noche en un cubo al que habrás añadido un buen puñado de turba.

Respecto a los abonos:

5
El abono es un producto que contiene nitrógeno (N), fósforo (P), potasio (K) y sales minerales en proporción adecuada a las plantas. Es imprescindible para mantener la fertilidad de la tierra, especialmente en primavera y verano que es la época en que las plantas crecen más.
6 En los comercios especializados encontrarás distintos tipos y marcas. Para macetas son muy útiles los fertilizantes líquidos que se añaden cada quince o veinte días al agua de riego. No sobrepases nunca la dosis indicada porque quemarías la planta.
7 El agua de cocer huevos duros o verduras contiene muchos elementos minerales beneficiosos para las plantas.
8 No abones nunca una planta enferma y deja pasar un mes si se trata de una recién trasplantada.

Respecto a las flores de temporada:
Consejos para cuidar de tus plantas en verano

9
Sustituye las flores de primavera por otras que te proporcionen color durante todo el verano como petunias, dalias, campánulas, claveles, geranios, alegrías, verbenas o zinnias. Colócalas según tamaño, las más altas siempre detrás.
10 En el caso de los bulbos, cuando las hojas se hayan secado, córtalas a ras del suelo. Deja enterrados narcisos, azucenas, azafrán, fritilarias y allium pero desentierra tulipanes y jacintos. Espera a que los bulbos pierdan toda la humedad, sacúdeles la tierra, y guárdalos envueltos en papel de periódico en un lugar oscuro y seco hasta la próxima temporada.
¿Plantas resistentes al calor?
¿Plantas resistentes al calor?
Las plantas están expuestas a grandes variaciones de temperatura y para acomodarse a estos cambios -provocados por diferencias estacionales o que ocurren incluso entre el día y la noche- ajustan sus patrones de crecimiento.
Ahora, un equipo de científicos británicos descubrió cómo es que lo hacen: identificaron un gen que actúa a modo de termómetro, registrando la temperatura para que la planta responda con el comportamiento adecuado.
Este descubrimiento, dicen los expertos del Centro John Innes en Norwich, en el Este de Inglaterra, puede resultar crucial para aumentar la capacidad de las cosechas de hacerle frente al cambio climático.
Tras estudiar la planta Arabidopsis (bautizada también como el ratón de laboratorio de las plantas) los científicos descubrieron que podían manipular su gen termómetro quitándole la proteína histona.

En la foto:
la planta Arabidopsis
Cuando le quitaron esta proteína, la planta reaccionó como si estuviese creciendo en un ambiente cálido aunque las temperaturas en el laboratorio fuesen bajas.

Rendimiento
"Este proyecto busca manipular las semillas de forma que puedan adaptarse al cambio climático", le explicó a BBC Mundo Philip Wigge, uno de los líderes de la investigación.
"Para 2030 el mundo necesitará 50% más de alimentos debido al aumento de la población. Y si tomamos en cuenta que cuando los veranos son muy calurosos el rendimiento de las cosechas se reduce entre 2,5% y 15% por cada aumento de 1ºC, alcanzar este objetivo será un gran desafío", señaló Wigge.
Por esta razón, el experto cree que no hay tiempo para mejorar los cultivos a través de la hibridación, un método que la humanidad practica desde hace miles de años, y que la ingeniería genética es la alternativa.
La vía que propone Wigge es para muchos objeto de crítica.
"Personalmente, cualquier solución milagrosa a un problema que no será fácil de resolver me parece sospechosa", le dijo a BBC Mundo Patrick Holden, director de la Asociación de Suelos, una organización británica sin fines de lucro que promueve las prácticas orgánicas.
Por otra parte, "creo que la influencia que los cultivos genéticamente modificados sobre la salud de quien los consume, así como el daño al medio ambiente y la contaminación cruzada son razones suficientes como para no implementar la ingeniería genética en la agricultura", agregó Holden.
Los expertos de Norwich son conscientes de la polémica que rodea a los cultivos genéticamente modificados, por eso señalan que aunque sea un opción muy atractiva desde el punto de vista científico, es "importante contar con el consenso del público" antes de utilizar las semillas comercialmente en un ambiente no controlado como lo son los laboratorios científicos.
Especies silvestres
En un terreno menos polémico, el experimento brinda información de gran utilidad para la preservación de las especies silvestres.
En muchas regiones del planeta, las plantas han iniciado un éxodo hacia zonas más elevadas y por ende menos calurosas.
"Ahora que conocemos los mecanismos por los cuales la planta siente la temperatura, podemos predecir, sabiendo si la planta en cuestión es más o menos sensible a la temperatura, si se adaptará o se verá en dificultades por el cambio climático", le explicó Wigge a BBC Mundo.
Para los ecologistas, añade, "es una información muy útil, porque hasta el momento no tenían herramientas moleculares para anticipar cómo reaccionarán los diversos ecosistemas".
BBC Mundo
El geranio aguanta perfectamente las altas temperaturas del verano andaluz y también está preparado para un riego escaso; cuando hace mucho calor, las flores se secan más rápidamente que si hace menos calor.

En cualquier caso, las plantas que ves a tu alrededor ya han superado más de un verano y no te has de preocupar por ellas porque ya están acostumbradas al clima de tu tierra. Aún así, hay años en los que las temperaturas son excepcionales, y durante muchos días seguidos, y puedes cambiar algo para proteger tus plantas; colocándolas en el suelo reduces las horas de sol que reciben, el aire no secará tanto ni las hojas ni la tierra. En cuanto al riego, no dejes que la tierra se seque completamente y riega por la mañana y por la noche.

Además del geranio, aquí tienes algunas plantas resistentes al calor: abutilón, agatea, sedum, aster y otras plantas crasas, hibiscus, euryops, begonias, callistemon, solano……
FOTOS


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada